Un poco de historia: las cremas humectantes (parte dos)

November 6, 2018

 

Sabemos que hicimos una pausa en la historia de las cremas humectantes pero como todo en la vida esta historia sigue, por lo que vamos a continuarla ya un poco más cerca.

 

Ya durante el siglo V

 

Al iniciar la Edad Media, la Iglesia trata de tener la última palabra, el culto al cuerpo como se hace en tiempos anteriores pasa por alto es prohibido, por lo que no se permite colocar nada en la piel. Sin embargo, como siempre, hay rebeldes en la sociedad que siguen usando el aceite de almendras o la miel para humectar su piel y tener un mejor aspecto.

 

Pasado el medievo y otros siglos

 

Siglos después inician las indagaciones para el uso de sustancias que ayuden a la piel, durante el siglo XIX se comienza a recolectar lanolina, sustancia cerosa producida por las ovejas, y posteriormente se descubre la jalea de petróleo (sí es de petróleo) y los aceites minerales, vendiéndose para el uso del todo el cuerpo y siendo la base para la creación de las cremas como tal.

 

Un siglo atrás

 

En 1900, en el inicio del siglo, Hinds lanza la primera crema facial con base en aceite de almendras pero es treinta años después cuando tiene su apogeo, siendo usada y comprada en el auge de la industria de cosméticos. ¡Pero! El estallido y cambio de las cremas faciales surge malamente por un accidente sufrido por el químico Max Huber en 1960. Al arruinar parte de su piel del rostro y cuerpo, ocurrido por las quemaduras, después de 12 años de investigación crea una crema para humectar y volver su piel más suave con el fin de regenerarla y la bautiza como La Créme de la Mer.

 

Los nuevos ingredientes que incorpora son vitaminas E y C, además de aceites de eucalipto, cítricos, germen de trigo alfalfa y girasol. Y con ello la receta y los procesos de Huber pasan a ser la base para la creación de nuevas cremas faciales como las conocemos actualmente.

 

Hoy en día

 

Hoy en día tenemos la ventaja de contar con una alta gama de cremas faciles para escoger, tanto para distintos tipos de piel como

 

para casos específicos como las pequeñas arrugas que comienzan a formarse, la deshidratación, las hay exfoliantes, y demás, sin embargo, como hemos visto, la evolución de las cremas humectantes ha ido perfeccionándose y adapatándose a los contextos en que se van creando, tanto procesos e ingredientes naturales como químicos, por lo que queda preguntarte chica Avenka, ¿tú qué prefieres?

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Avenka Cosmetics hecho en México